IMPLANTE Top DM by BIONER

El implante inmediato post-extracción requiere de un conocimiento morfológico exhaustivo tanto desde un punto de vista volumétrico, como cualitativo del sustrato óseo alveolar receptor y del revestimiento mucogingival de la zona afecta. Con el fin de minimizar en primer lugar, la inmediata reabsorción ósea post-opertoria y secundariamente el colapso del entorno mucogingival, debemos manipular del modo menos invasivo posible el hueso alveolar, procurando a su vez, aportar nueva masa ósea autóloga y halogénica que compense el diferencial volumétrico existente entre el diámetro del implante y el vacio alveolar y asimismo, aumentar dimensionalmente el hueso residual reabsorbido fruto del proceso degenerativo que ha conllevado finalmente a la exéresis del diente afecto.

El contorno mucogingival debe ser analizado al detalle debido a que no contemplar el morfotipo periodontal, el espesor mucoperióstico del ancho gingival, la presencia de prominencias radiculares, la presencia de papilas festoneadas y la existencia de dientes cónicos o con una morfología coronal alongada, puede conllevar no poder controlar de un modo predecible futuros colapsos gingivales que comprometan la estética a corto plazo.

En implantología, todos estos factores de riesgo clínicos, no tienen tal trascendencia, si no empleamos un sistema de implantes cuyo diseño incorpore las capacitaciones necesarias para que clínicamente, los objetivos antes mencionados puedan llevarse a cabo de un modo fácil y predecible.

PRE ESTUDIO

El sistema Top DM, desarrollado por Bioner bajo la dirección científica del Dr. David Morales Schwarz, fabricado en Titanio grado 5 con un tratamiento de superficie Bioetch, presenta una conexión cónico-indexada. El núcleo cónico expansivo del cuerpo del implante, asociado a unas espiras de profundidad y capacidad de corte máxima en el tercio medio del implante, hace que estemos delante de un implante que, por un lado, penetra muy fácil en el lecho implantológico  fresado, y por el otro, las espiras más gruesas y de menos corte ubicadas en ambos extremos apical y crestal, ofrecen la óptima estabilidad primaria tanto a nivel cortical, como a nivel basal, obtenidos mediante un protocolo de fresado, conjugando torques y revoluciones de fresado, simple, que hace fácil cualquier de trabajo ante cualquier tipo de calidad ósea.

El tratamiento de superficie Bioetch, que integra el perfil crestal de la zona de conexión implanto-protésica hace factible un posicionamiento crestal y subcrestal de la plataforma implantológica. Este hecho resulta trascendental en la planificación quirúrgica en implantología. El posicionamiento en sector anterior de implantes dentales en morfotipos periodontales de riesgo, que presentan una mayor tendencia a la instauración y evolución de recesiones gingivales múltiples, caracterizados por un grueso gingival estrecho (inferior a 1 mm de espesor muco-perióstico), dientes alargados y papilas marcadamente festoneadas, se conjugan frecuentemente con grosores de la cortical vestibular del proceso alveolar, también estrechos. En dichos casos posicionar subcrestalmente la plataforma implantaría es un factor clave, siempre que, como en el caso de los implantes Top DM de Bioner, dicha zona de conexión implanto-protésica pueda, gracias al tratamiento de superficie Bioetch, al igual que el resto de la superficie implantaría, osteointegrarse. A partir de estas ventajas quirúrgicas, solo una óptima manipulación de los tejidos duros y blandos, y de un corrector posicionamiento prostodóncicamente guiado del ímplate dental, hará posible obtener con facilidad resultados clínicos altamente satisfactorios.

Mujer de 56 años de edad, sin antecedentes de interés. No hábitos tabáquicos, Hábitos higiénicos correctos. Acude a consulta debido al dolor asociado a la movilidad que la corona del diente incisivo central superior izquierdo (21#) presenta, fruto de un traumatismo accidental en dicho diente acontecido hacía más de 4 semanas.

A la exploración clínica y radiográfica, se observa desplazamiento de la corona protésica correspondiente al diente 21#, hallándose esta en marcada vestibuloversión. Los dientes adyacentes presentan normalidad. La encía paramarginal en relación al diente 21#, presenta cierto grado de inflamación. El sondaje y exploración periodontal, resulta molesto y pone de manifiesto, una marcada solución de continuidad alrededor de todo el tercio cervical del diente. Tras aplicar anestesia infiltrativa subepitelial (lidocaína 2%), realizamos sondaje óseo para estudiar la anatomía crestal del alveolo. La solución de continuidad cervical entre corona protésica y raíz, y un sondaje inferior a 4 mm en todo el perímetro periodontal asociado a un sondaje tubular a nivel buco-sagital y medio de 8 mm, nos permite deducir una doble fractura radicular vertical y cervical transversal, asociado al consecuente desprendimiento de la corona protésica.

La exploración radiográfica pone de manifiesto la presencia de una corona Richmond, que supuestamente ante el impacto sufrido a nivel coronal ha generado no únicamente el desprendimiento de la misma, sino que ha acarreado coadyuvantemente  como secuela la fisura/fractura vertical de la raíz fruto del momento de la fuerza creada y el movimiento rotacional de desalojo del vástago de la corona Richmond.

Procedemos a extraer la corona Richmond del diente 21.

Verificamos clínicamente el estado del resto radicular. Sin incisión ninguna, con un Molt número 10, aplicamos su parte activa de menor diámetro en las caras libres buco-palatinas, para reflejar a espesor total el revestimiento mucoperióstico gingival del sustrato alveolar subyacente, hasta más allá de la línea muco.gingival. Procedemos a extraer el resto radicular  y a realizar el legrado consiguiente. Exploramos la morfología del alveolo, analizando detalladamente el perfil crestal a lo largo del perímetro alveolar, tratando de detectar la magnitud de la dehiscencia bucal y la extensión apical de la misma, y asimismo buscaremos la potencial presencia de una fenestración apical.

En el sector antero-superior debe resaltarse, que la tasa reabsortiva transversal compromete dimensionalmente hasta tal punto la tabla ósea bucal del proceso alveolar residual post-extracción, que si no se toman las medidas terapéuticas oportunas 6 semanas después de perdido el diente se reabsorben cerca de 5 mm de hueso, lo cual generará un colapso tardío mucogingival, lo que consecuentemente comprometerá sobremanera la estética resultante.

Posicionamos un implante dental Top DM de Bioner de 4.0 mm de diámetro y 10 mm de longitud. Con un fresado biológico a 50 rpm, considerando el eje de inserción implantaría para una óptima rehabilitación prostodóncica, ejecutamos la secuencia de fresado simplificado del sistema y seguidamente ubicamos a motor 32 N/cm2 el implante dental Top DM.

Ligeramente palatinizado, el implante dental, finalmente se posiciona subcrestalmente, a 5 mm sagital y medio del margen gingival del diente 21#. Se trata de una paciente con un morfotipo periodontal resistente, con papilas levemente festoneadas, ausencia de prominencia radicular y dientes cuadrados. Asociado a la anatomía aberrante que en forma de dehiscencia ósea vestibular, la fisura/fractura de la raíz ha impuesto en el alveolo residual, debemos complementar la intervención con un injerto óseo. Para ello emplearemos hueso autólogo obtenido del ppropio lecho implantológico, que ubicaremos en el interior del alveolo directamente en contacto con la superficie implantaría de apical a crestal (regeneración ósea primaria tiene como principal objetivo obtener la mayor superficie de contacto óseo implantario posible), seguidamente con fosfato tricálcico, cubriremos la boca de entrada alveolar alrededor del implante. Asimismo, rellenaremos formando un estrato, no mayor a 2 mm de espesor, de fosfato tricálcico, la totalidad de la cara vestibular del proceso alveolar a nivel del diente 21# (regeneración ósea secundaria tiene por objetivo minimizar la reabsorción del injerto de hueso autólogo particulado y asimismo estabilizar estructuralmente el proceso alveolar en su vertiente más vulnerable, la vestibular).

Finalmente realizamos el cierre primario de la herida quirúrgica mediante un injerto libre de encía  procedente del hemipaladar homolateral.  Obsérvese la comparativa en la visión oclusal, del aumento transversal de volumen en el aspecto bucal del diente21#. Una vez posicionado el provisional, retiramos sutura a las 3 semanas.

Después de un periodo de provisionalización de 8 semanas mediante la cementación de un puente Maryland, pasamos a destapar el implante dental y a elaborar un provisional atornillado con el que diseñar un óptimo perfil de emergencia.

Finalmente posicionamos una corona metal cerámica atornillada al implante Top Dm de Bionner de 4.0 mm de diámetro y 10 mm de longitud en la posición correspondiente al diente 21.

Antes:

Después:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *